miércoles, 1 de junio de 2011

CÓMO DERROCAR A OBIANG NGUEMA POR UNA REVUELTA POPULAR


Espero que mis lectores no me consideren como pesimista sino como realista. El titulo de este blog es misión imposible 4. Este nombre se debe a la azaña que supone tumbar al régimen de Obiang Nguema, presidente de Guinea Ecuatorial desde hace mas de 32 años, por medio de una revuelta popular similar a la de Túnez o Egípto.

Yo soy un joven guineano, afortunadamente me he formado en Europa pero actualmente me encuentro en Bata sufriendo y aguantando el calvario particular del pueblo guineano, el régimen macabro de Obiang Nguema.

Conozco buenamente el régimen de Obiang, nací con él y he vivido con él hasta la edad que tengo, restando los años que estuve estudiando en el exterior.

Un régimen dictatorial tiene tres fases: la fase de nacimiento o fase de inestabilidad, la fase media y la etapa de comodidad.

La fase de nacimiento es la una etapa en la que en dictador es un novato en la lista de los dictadores, un desconocido en el seno de la alfombra roja, un ignorado por las grades potencias occidentales... En esta fase el régimen es muy débil tanto que se puede tumbar con una simple revuelta. En esa fase el objetivo del régimen es controlar el país.

En la fase media, el régimen empieza a acomodarse a nivel regional (por ejemplo CEMAC) y a nivel continental (África por ejemplo). En esta fase el dictador hace todo lo posible integrase en la región y en el continente a que pertenece el país a su dominio. Es una etapa crucial antes de dar el paso definitivo que es conseguir la captación y la aprobación cínicos políticos del occidente.

La ultima fase es la fase de comodidad o estabilidad total. El dictador ya es venerado mas que un Dios por sus dominados (como Obiang Nguema en Guinea); es aceptado a nivel continental; todos los aeropuertos europeos ya se visten de alfombra roja cuando este llega; ya se observan multinacionales francesas y norteamericanas explotando sin control las riquezas del país objeto de opresión... En esta fase los actos macabros del dictador, hacia su pueblo, son aceptados por Europa y Estados Unidos a cambio de explotar las riquezas del país.

El régimen de Obiang Nguema, en el poder desde hace mas de 32 años en Guinea Ecuatorial, ya es un régimen "suficientemente acomodado", esta en la tercera etapa. Un régimen acomodado se puede derrocar por una revuelta popular dependiendo de las condicione en las que se encuentra el país dominado. Tumbar a Obiang Nguema por una revuelta popular, teniendo en cuenta lo que es "Guinea Ecuatorial" es "misión imposible 4. Aunque todas las misiones imposibles acaban siendo posibles en la gran pantalla.

"Cuando un dictador emprende políticas de desarrollo, éste prepara su salida". Lamentablemente Obiang no lo ha hecho. Durante mas de 32 años Obiang ha mantenido al paupérrimo pueblo de Guinea en el arcaísmo: sin escuelas, sin universidades, sin empresas de nuevas tecnologías, sin bibliotecas, sin emisoras de radio ni televisión... La verdad es que "en Guinea lo único que existe es Obiang".

¿Cómo una revuelta popular derrocaría a Obiang si es que ni siquiera se puede hablar por teléfono en Guinea Ecuatorial?

Lo que sucedió en Egípto y Túnez no fue milagro sino tecnología pura. En Egípto y Túnez la población estaba concienciada, unida, formada y organizada.

Los motivos para ir a por Obiang no faltan pero desafortunadamente no existe ninguna herramienta que pueda ayudar a que el objetivo se cumpla.

Hace poco conocí al "colectivo de jóvenes de Guinea Ecuatorial", un grupo de jóvenes que habla de revueltas en los barios de Malabo y Bata. La idea no esta mal pero antes de actuar hay que medir la capacidad colectiva y organizativa de la sociedad guineana, que en estos momentos esta por los suelos.

los jóvenes que nos atrevemos a protestar en estos momentos en Guinea, sea por Internet o por donde sea, no merecemos morir en vano. Una revuelta cuyo objetivo es tumbar a un dictador como Obiang no es de 100 ni de 200 jóvenes sino de toda la población incluido el ejercito como se vio en Egípto y Túnez. Obiang puede caer solo si el pueblo de Guinea se vuelve contra él, algo que por de momento no se verifica.

Desde aquí animo y aconsejo al grupo "colectivo de jóvenes de Guinea Ecuatorial" a que "den el primer paso antes de dar el segundo". El primer paso es concienciar y convencer a la sociedad guinea, hacerles ver las barbaridades de Obiang, artarse y después ir a por él.

Obiang Nguema Mbazogo no es un Ben Ali (ex dictador de Túnez) ni un Mubarat (ex dictador de Egípto) sino un Gadaffi. Mataría sin piedad como lo ha hecho en los últimos 32 años.

El joven guineano que salga a la calle a protestar debe morir como el tunecino Buazizir y no como un simple niño indisciplinado por eso es importante convencer a toda la poblacion, profesores, funcionarios, medicos, parados, obreros... Hacerles ver los escandalos y atrocidades de Obiang, organizarse e ir a por él. Así funcionó en Túnez y Egípto y solo así funcionará en Guinea Ecuatorial. De lo contrario, "misión imposible 4".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada